Storytelling: ¿Qué tan importante es saber contar una historia?

Ante el continuo bombardeo de anuncios, el público requiere contenido auténtico que genere empatía, conecte con sus emociones en múltiples niveles y que no solo se enfoque en mostrar un producto o servicio.

Bajo este contexto, el storytelling puede ayudarte a diferenciarte en los medios, posicionar tu marca y a fidelizar a los consumidores eficazmente. ¿De qué se trata esto y por qué deberías considerarlo en tu estrategia de marketing digital? Lo sabrás a continuación.

 

Storytelling ¿Qué tan importante es saber contar una historia?

Es una estrategia de comunicación que consiste en transmitir ideas o valores a través de una historia relacionada con tus productos o servicios para despertar y mantener el interés del consumidor.

Entre los distintos beneficios que el storytelling ofrece a las compañías, están:

  1. Permite contar historias reales y relevantes a la audiencia

Las personas confían mucho más en las opiniones de sus pares que en lo que dice una marca sobre sus propios productos o servicios. ¡De seguro te ocurre lo mismo cuando necesitas comprar algo! Por lo tanto, no es necesario que gastes grandes sumas de dinero en una gran producción audiovisual para contar una historia ficticia: puedes aprovechar de contar historias reales de tus consumidores.

De esta forma, además de generar credibilidad, la audiencia se podrá sentir identificada, volviéndose más abierta a considerar tu oferta como una alternativa para solucionar sus problemas.

 

  1. Te permite destacar de la competencia

Incluso en estos días, existen marcas que desconocen el gran potencial de las historias para conquistar nuevos usuarios. Por lo tanto, una investigación de las empresas de tu nicho arrojará datos importantes que puedes aprovechar en tus campañas.

¿Cuáles de ellas aprovechan el storytelling? ¿De qué manera lo hacen y qué formatos utilizan? Todo ello te llevará a elaborar campañas más sofisticadas dirigidas a tu público objetivo, que te permitan destacar definitivamente de la competencia y, sobre todo, ser recordado.

 

  1. Aprovecha las ventajas del Marketing Emocional

Las historias con una gran carga emocional son las que generarán mayor interacción con el público. Las grandes compañías lo saben y por ello emprenden campañas que divierten y hacen pensar a su audiencia.

Los seres humanos somos más emocionales que racionales. Y aunque pensamos que las decisiones de compra son motivadas por una lógica, la verdad es que no es así.

 

  1. Humaniza las marcas

Las marcas no son personas, por lo que se hace mucho más complicado que estas conecten de una forma cercana con los consumidores. Sin embargo, al contar una historia, estarás añadiendo dos componentes humanos que llegarán al corazón de tu audiencia: emociones y valores.

Una historia no solo mantendrá su atención, le dará una voz y personalidad a tu compañía, algo mucho más efectivo que decir “compra ya”.

 

  1. Permite generar distintas emociones

No importa si buscas vender un jugo o un auto, siempre habrá una buena historia para contar. Sin embargo, debes preocuparte porque se alineé con los valores y objetivos de tu empresa, claramente, sin dejar de lado los intereses del target.

Cada segmento de público busca historias relacionadas con sus valores familiares e individuales. Así que aprovecha estos elementos para que tu contenido cause un gran impacto de manera natural, es decir, sin forzar ningún tipo de reacción, y así permanezca en la mente de tu público por mucho tiempo.

 

Diseñar un Storytelling no es lo mismo que escribir un simple relato cualquiera por eso son importantes las siguientes claves:

  • Todo comienza conociendo a tu audiencia.

Averigua quién es y qué es lo que necesita. Como toda historia tendrás que definir quiénes son los buenos y los malos. Un villano será la parte de la que el héroe tratará de escapar. Por esa razón, tendrás que saber cuáles son los puntos de dolor de los que el héroe (tu potencial cliente) se quiere alejar.

 

  • Panorama de la historia.

Esta parte te permite definir también los obstáculos a los que esa persona se enfrenta definiendo cómo en realidad puedes ayudarle.

La pregunta es ¿cuál es el resultado, beneficio o promesa que quieres ofrecer?

Una persona no compra una licuadora porque quiere tener otro utensilio en la cocina. Lo hace porque quiere hacerse un jugo con frutas y verduras.

¿Por qué quiere hacerse un jugo con frutas y verduras? Porque quiere mantenerse en forma o simplemente porque quiere ahorrar dinero y empezar a hacerse recetas ricas en casa con fruta y verdura fresca.

El panorama o el marco de la historia tiene que conectar con la gente. Debe ser algo que esa persona, el héroe de tu historia, está imaginando o deseando.

Todas las historias deben estar planteadas pensando en ese panorama o imagen mental.

 

  • La moraleja.

Deberás definir la moraleja de la historia y para ello tendrás que investigar.

La moraleja de la historia es el gancho principal.

¿Qué cuentan tus héroes en redes sociales, en foros o en otros blogs?

Esos lugares en internet son una mina de oro. En ellos encontrarás lo que realmente están buscando para confeccionar el gancho principal de tu historia.

 

  • Genera emoción.

Las historias más interesantes son aquellas en las que el héroe se enfrenta a un problema lleno de desafíos y muestra cómo sale de esta situación.

¿Crees que alguien leería una historia en la que el autor dice que todo fue muy fácil para él pero que para ti sería complicado? No creo.

Los que te leen se sentirán muchos más identificados contigo y tu historia.