SEO y SEM ¿Qué son? Obtener visibilidad es un problema por el que todo negocio se preocupa, especialmente en un entorno de globalización, donde la competencia está en cualquier lugar. Esto no solo pasa en el mundo físico, también en el mundo online y es aquí donde el SEO y el SEM actúan para que las marcas obtengan una mayor exposición con su sitio web y puedan atraer más tráfico que represente oportunidades de venta. ¡Aprende en qué consiste cada uno de ellos!

¿Qué significan?

Son estrategias de marketing digital que tienen por objetivo hacer que la web de tu empresa aparezca en los primeros lugares de la página de resultados de diferentes buscadores (Google, Bing, Yahoo, etc.), haciendo que más personas encuentren y descubran tus productos o servicios.

SEO

Es la sigla de Search Engine Optimization y se basa en conseguir el buscador reconozca que tu página es relevante, amigable con el usuario y fácil de rastrear, para que la muestre entre los primeros resultados orgánicos (sin pagar). Según sus prácticas puede dividirse en dos:

  1. SEO On-Page: hace referencia a los cambios que realizas en tu web para mejorar dicho posicionamiento. Entre las acciones más comunes, encontrarás:
  • Acelerar tu página y alterar su diseño para que la experiencia del usuario sea excepcional.
  • Crear contenido de valor que ayude a solventar las necesidades de tu público objetivo (artículos en el blog, videos, infografías, guías, entre otros).
  • Incluir keywords en la web, es decir, términos que representen las posibles búsquedas de los usuarios.
  1. SEO Off-Page: se centra en mejorar la autoridad del sitio a través de backlinks, que son enlaces que dirigen a tu web y son creados por otras páginas de mayor importancia. Las prácticas más habituales son:
  • Guest posting, escribir contenido en el sitio de otras marcas y crear un enlace hacia tu página.
  • Realizar comentarios en foros y blogs de gran autoridad que contengan dicho hipervínculo.

 

SEM

Por su parte, el Search Engine Marketing se refiere a las pautas publicitarias en buscadores. Puedes diferenciarlo a simple vista del SEO al hacer una consulta en Google, aquellas páginas que tienen un recuadro que dice “anuncio” hacen parte de una campaña de SEM.

 

SEO y SEM: pros y contras

El SEM tiene una corta duración, ya que entenderás que una vez el presupuesto de tus campañas se acabe, el buscador dejará de enseñarte en los primeros resultados. Por otra parte, el SEO se refleja a mediano y largo plazo, por tanto, suele tener una mayor duración, pero resultados más paulatinos.

 

¿Por separado o combinados?

Su uso dependerá de los objetivos y recursos de la empresa, sin embargo, una buena estrategia de marketing digital incluye ambas y distingue su aplicación: SEM para presentarse ante el usuario cuando realiza búsquedas transaccionales, es decir, cuando desea adquirir un producto o servicio en específico. Y, SEO cuando la persona investiga por conocimiento e información que solucione sus dificultades.

Entonces, habrá que analizar cuáles son las oportunidades de tu marca y qué puedes desarrollar para aprovechar cada una de ellas.

Ya conoces qué es el SEO y SEM, recuerda que son estrategias que te permitirán alcanzar visibilidad en la red y aumentar el impacto de la marca. Así que es momento de beneficiarse de estas metodologías para aumentar las ventas y fortalecer la presencia online de tu empresa.