El Retargeting, conocido también como Remarketing, es una técnica empleada en las estrategias de Marketing Digital para impactar con cierto tipo de publicidad a aquellos usuarios que han interactuado previamente con una marca, producto o servicio.

Seguramente te ha pasado que después de cotizar un producto en un sitio de ecommerce, te has topado con publicidad del mismo. De eso se trata el Retargeting.

Esta metodología, que se basa en la estrategia del recuerdo, tiene un alto poder de convencimiento, ya que a través de ella puedes hacer que tu oferta se mantenga siempre presente en la mente de esas personas, y conseguir al final un buen nivel de conversión.

¿Cómo funciona el Retargeting?
El Retargeting se estructura a partir del uso de cookies, las cuales se instalan en el navegador de quienes han visitado un sitio web determinado. De esta forma, cuando un usuario que ha visitado tu página web navega en un sitio que muestra anuncios de terceros, verá tu campaña.

Mientras más tráfico tengas en tu sitio web, tu estrategia de Retargeting será mucho más efectiva. Sin embargo, los expertos recomiendan combinarla con un buen Marketing de Contenidos para llamar la atención de quienes serán tus futuros clientes y mantener despierto su interés.

Ventajas del Retargeting
El Retargeting supone múltiples ventajas para tu marca, negocio o emprendimiento, con respecto a las campañas publicitarias tradicionales, ya que, entre otras posibilidades, te permite lograr:

  • Branding más específico: gracias a que se dirige a una audiencia que ya tiene conocimiento sobre tu marca.
  • Mayor fidelización: al propiciar la lealtad del cliente hacia tu marca o emprendimiento, llamando su atención con anuncios de un producto o servicio que complementa una necesidad no satisfecha o una adquisición anterior.
  • ROI muy alto: al dirigir las campañas a una audiencia que, aunque está limitada a ciertos rasgos, características o especificaciones, evidencia un potencial interés en tu oferta.

El Retargeting, conocido también como Remarketing, es una técnica empleada en las estrategias de Marketing Digital para impactar con cierto tipo de publicidad a aquellos usuarios que han interactuado previamente con una marca, producto o servicio.

Seguramente te ha pasado que después de cotizar un producto en un sitio de ecommerce, te has topado con publicidad del mismo. De eso se trata el Retargeting.

Esta metodología, que se basa en la estrategia del recuerdo, tiene un alto poder de convencimiento, ya que a través de ella puedes hacer que tu oferta se mantenga siempre presente en la mente de esas personas, y conseguir al final un buen nivel de conversión.

¿Cómo funciona el Retargeting?
El Retargeting se estructura a partir del uso de cookies, las cuales se instalan en el navegador de quienes han visitado un sitio web determinado. De esta forma, cuando un usuario que ha visitado tu página web navega en un sitio que muestra anuncios de terceros, verá tu campaña.

Mientras más tráfico tengas en tu sitio web, tu estrategia de Retargeting será mucho más efectiva. Sin embargo, los expertos recomiendan combinarla con un buen Marketing de Contenidos para llamar la atención de quienes serán tus futuros clientes y mantener despierto su interés.

Ventajas del Retargeting
El Retargeting supone múltiples ventajas para tu marca, negocio o emprendimiento, con respecto a las campañas publicitarias tradicionales, ya que, entre otras posibilidades, te permite lograr:

  • Branding más específico: gracias a que se dirige a una audiencia que ya tiene conocimiento sobre tu marca.
  • Mayor fidelización: al propiciar la lealtad del cliente hacia tu marca o emprendimiento, llamando su atención con anuncios de un producto o servicio que complementa una necesidad no satisfecha o una adquisición anterior.
  • ROI muy alto: al dirigir las campañas a una audiencia que, aunque está limitada a ciertos rasgos, características o especificaciones, evidencia un potencial interés en tu oferta.
que-es-el-retargeting-y-como-funciona_interno-positive
  • Embudo de conversión reforzado: al propiciar un impacto constante sobre el usuario durante todo el proceso previsto para cumplir con los objetivos planteados dentro de tu web.

Mejores plataformas para hacer Retargeting
Los canales que utiliza el Retargeting son, además de las redes sociales, publicidad de display con mensajes personalizados en función de sus necesidades, y el email marketing, con mailings dirigidos a aquellos usuarios que no terminaron de realizar una compra. 

En Facebook puedes crear una audiencia personalizada para el Retargeting, haciendo una lista con la que puedas impactar y atraer nuevamente a tu web a quienes en un momento la visitaron, pasaron por la landing donde ofreces un ebook o a las que lo descargaron.

Igualmente, puedes utilizar Perfect Audience y filtrar visitas mediante opciones como Path, que te permite determinar el formato de la URL, Querystring, para incluir palabras claves en tu enlace, y Event, para hacer conversión mediante eventos de javascript.

También existen otras plataformas para hacer Retargeting de reconocida trayectoria y fácil utilización, como Retargeter y Google Remarketing, entre las más populares que ofrecen excelentes resultados.
¿Ya tienes claro cómo desarrollar tu estrategia de Retargeting?