Además de garantizar su presencia en la web y las redes sociales, el mayor reto para las empresas en la actualidad, es mejorar su posicionamiento y rentabilidad, para incrementar sus ventas, disminuir sus costos y pérdidas, y atraer al mayor número posible de clientes potenciales.

La realidad es que los consumidores ya no compran como lo hacían hace tan solo una década. Hoy los clientes se valen de la web para realizar sus compras, exigen calidad en los contenidos y bloquean la publicidad que no les interesa, por eso es vital contar con una estrategia de marketing eficaz y exitosa.

Una metodología que ha tenido gran impacto a escala mundial es el Inbound Marketing. Tal vez te preguntes si es realmente efectiva, o solo una metodología pasajera.

¿Deberías seguir invirtiendo en el marketing tradicional (Outbound Marketing)? Para tener una respuesta clara es importante entender ambos conceptos y conocer sus diferencias.

¿Qué es Inbound y Outbound Marketing?

En el Outbound Marketing el concepto parte de ofrecer tu marca o producto utilizando los métodos tradicionales. Consiste en ir detrás del cliente, destacando las características y bondades de tus productos.

El Inbound, en cambio, es una estrategia de marketing de atracción, en la que no es necesario ir detrás del cliente, sino hacer que el cliente vaya a ti. En pocas palabras, el concepto es “enamorarlo” con contenidos interesantes que informen y entretengan según sus propias necesidades.

Diferencias entre Inbound y Outbound

  1. Comunicación

Con Outbound, la publicidad se dirige a todo tipo de personas a través de la radio, prensa, televisión, banners o emailing, y como no se ha solicitado, siempre cabrá la duda: ¿le interesará a los clientes esta información? Probablemente no lo sepas y tendrás que utilizar publicidad continua para llegar a tu audiencia. En él la comunicación es unidireccional.

Con Inbound buscas ganar la atención del buyer persona en la web, redes sociales y portales de video contenido, de modo que sean ellos quienes busquen los contenidos que les resulten más atractivos. Así, establecerás una relación de confianza que los convertirá en tus clientes. En él la comunicación es interactiva.

  1. Enfoque

El enfoque del Outbound es netamente comercial, el del Inbound es informar y aportar valor. Outbound busca simplemente vender, y lo hace utilizando mensajes muy atractivos y persuasivos que estimulen una necesidad por el producto.

Inbound es más bien creativo en sus contenidos, pues su objetivo es informar, resolver inquietudes o problemas y así generar confianza en el posible cliente. Son dos enfoques distintos pero con el mismo objetivo.

  1. Alcance

En Outbound, el contenido se centra en el producto: sus funcionalidades, ofertas y beneficios. Está dirigido a un gran público de manera indistinta. Su mensaje puede llegarte en cualquier momento, lo cual puede despertar sentimientos negativos o positivos en el cliente, pero no existen mecanismos para saber si a este le gusta o no la información enviada.

Inbound se centra en un público específico y bien identificado que tiene interés en cierto tema relacionado con tu producto. ¿Por qué identificar a tu target es tan importante? Porque, aunque llegarás a un grupo más pequeño, conocerás sus necesidades, gustos y opiniones, de modo que el contenido que lea y observe le causará un mayor impacto.

  1. Sondeo de Resultados

Cuando publicitas tu producto, servicio o marca en la prensa o en un anuncio televisivo, es complicado sondear si ha habido un incremento en las ventas como resultado del Outbound, o qué efecto ha tenido en tus clientes.

Con Inbound utilizas herramientas digitales que te permiten medir el proceso de tu estrategia y modificarla si no logras los resultados que esperas.

  1. Crecimiento a largo plazo

Con Outbound, una campaña pagada por televisión, Facebook o Google, desaparecerá cuando esta culmine o dejes de invertir en ella, lo que podría afectar tu crecimiento empresarial.

Los esfuerzos realizados hoy con Inbound te darán buenos resultados en el futuro, los activos que haz invertido en Internet permanecerán allí indefinidamente, generando nuevos contactos y prospectos sin que tengas que invertir de nuevo en el mismo contenido.

  1. Costos

Outbound depende principalmente de anuncios pagados, por lo que sus costos son muy elevados, de manera que el alcance de tu estrategia dependerá de la cantidad de dinero que te puedas permitir con este tipo de marketing.

Inbound te permite, con poco presupuesto, lograr mucho. Si eres creativo con tus contenidos puedes lograr que se hagan virales e incrementar exponencialmente tus ventas.

¿Cuál elegir? Eso dependerá de tu disposición, objetivo y presupuesto. Una empresa puede valerse de ambas estrategias, y complementarlas a su medida. Sin embargo, el Inbound presenta una forma más creativa e innovadora de posicionar tu negocio en el mercado actual.